DE ADAPTACIÓN CONTINUA

"MADAC combina con éxito Metodología ágil y Adaptación Continua para dotar a la organización de un Sistema de Gestión en Ciberseguridad a la altura del reto tecnológico"
MADAC

Adaptación CONTINUA

La Adaptación Continua es un proceso infinito de mejora dirigida. Sencillo, directo. Solo la mejora dirigida propicia y facilita la adaptación, que es el reto al que debe responder la entidad para superar los retos actuales de la tecnología y su seguridad.  

La Adaptación Continua tiene una de su bases en la planificación de un tipo de mejoras concretas dirigidas a alcanzar, a la velocidad apropiada, unos requisitos mínimos impuestos por externos.  

En el ámbito de la seguridad tecnológica no implantar una Adaptación Continua adecuada pone en riesgo la pervivencia de la propia Entidad.

MADAC marca las directrices para diseñar, construir,  integra y mantener en la Organización una Adaptación Continua sistemática y predictible.

Mejora, velocidad y requisitos mínimos

El reto es enorme porque no es solo se trata de mejorar los procesos operativos internos, de coordinación, de resolución rápida de las incidencias y otros factores que, en conjunto permiten la optimización. También es hacerlo a la velocidad adecuada para superar unos requisitos que imponen otros (los ciberdelincuentes, por ejemplo) y que pueden situar en zona de riesgo la confianza los servicios (internos y externos) prestados por tu organización.

 

Riesgo gestionado

Los Sistemas de Gestión diseñados e implementados con el Marco de Trabajo MADAC permiten el gobierno y la gestión del riesgo a través de la implementación de las herramientas ágiles y la adaptación continua. El objetivo es alcanzar los requisitos mínimos que, de la mano de agentes externos (tecnología superior, ciberdelincuencia, legislación, espionaje industrial…) ponen en riesgo a la pervivencia de la entidad.

Ir arriba